Los bancos deben innovar y transformarse de manera constante para hacer frente a los desafíos de la era digital en un entorno cambiante motivado por la irrupción de startups tecnológicas y fintechs, por los nuevos canales de relación con los clientes y por los cambios en sus comportamientos. - El futuro de la banca: Cuatro megatendencias en el sector financiero.

Cabezote Blog

 

El futuro de la banca: Cuatro megatendencias en el sector financiero.

Los bancos deben innovar y transformarse de manera constante para hacer frente a los desafíos de la era digital en un entorno cambiante motivado por la irrupción de startups tecnológicas y fintechs, por los nuevos canales de relación con los clientes y por los cambios en sus comportamientos.


Al igual que la música pasó de su formato de distribución física al digital en streaming, o el periodismo escrito que cada vez más va siendo reemplazado por noticias en línea, la transformación digital tiene sus ojos puestos en los sectores financieros y el cambio ya es tangible. Es inevitable ver cómo han aparecido nuevos competidores ajenos al sistema bancario tradicional. Además la tecnología móvil y las innovaciones en la industria, presentan una tendencia exponencial que está brindado experiencias más satisfactorias a los usuarios y una segunda alternativa ante el modelo tradicional bancario.
 
Actualmente, mas de 27,2 millones colombianos cuentan con algún producto financiero. Y la competencia se hace cada vez más fuerte. La evolución está enfocada en mejorar la cotidianidad del cliente, permitiéndole resolver sus necesidades en cualquier momento y lugar, al igual que acompañándolo en la toma de desiciones. Si los bancos no son capaces de ofrecer a sus clientes o posibles clientes una experiencia perfecta a la hora de acceder y administrar sus finanzas personales, muchos de ellos se irán, y también se ralentizará la capacidad de captación de nuevos clientes.
 
Le presentamos cuatro megatendencias que le permitirán entender el impacto de la transformación digital en el sector financiero:
 
 

Fintech:

Las Fintech hacen parte de la primera megatendencia en el mundo financiero, las cuales están cambiando las reglas de juego al utilizar la última tecnología existente para prestar servicios financieros innovadores de forma digital, y empujando así a la banca tradicional a la transformación. Se dedican a intermediar en el mundo de las finanzas en múltiples aspectos, en las transferencias de dinero, en los préstamos, en las compras y ventas de títulos o en el asesoramiento financiero y de inversiones, por citar unas pocas áreas en las que están apareciendo múltiples empresas Fintech.
 
En Colombia, diversas entidades bancarias han sentido la presión y la necesidad de hacer una transformación completa de su negocio y el termino “neobanco” ha empezado a ser muy común. Bancolombia es un ejemplo de esta transformación con el desarrollo de Nequi, un banco 100% digital. "Es el hijo rebelde del Grupo Bancolombia, en nuestra oferta somos competencia. Aunque es un hijo del Grupo. No necesita ser cliente de ellos, es un neobanco independiente.”, afirma Angelica Mancilla, directora de Nequi.
 
Los usuarios encuentran un alto valor en los servicios financieros digitales al evitarles gastar tiempo y brindar mejores y más rápidas experiencias en sus servicios. Las entidades bancarias deben centrar sus esfuerzos en cambiar su modelo tradicional por uno más ágil y flexible que soporte los esfuerzos para poder estar preparados e incluso liderar el cambio.
 
 

El valor de los datos y la información:

La cantidad de datos que maneja una entidad bancaria, es exponencial. Adquirir una herramienta para centralizar los datos y ponerlos a disposición de sus empleados y sistemas, así como contar con herramientas de analítica en tiempo real es el primer paso en el camino a la transformación del negocio. Los bancos deben desarrollar la capacidad de analizar los datos y utilizar esta información valiosa para comunicarse de forma más relevante.
 
Vivian Jones, country manager para Colombia y Ecuador de SAS, afirma que la banca colombiana ha entendido la importancia de la transformación digital en sus procesos de continuo crecimiento. Sin embargo, si bien se ha mejorado, todavía queda mucho por implementar para potenciar la tecnología dentro de la actividad bancaria. “El sector bancario debe no solo optar por una estrategia centralizada de gestión de datos, sino acompañarla de una fuerte solución analítica que les permita gestionar y aprovechar la data. De esta forma generar capacidades y disponibilidad de información crítica para diversas áreas de la organización”.
 
 
Artículo: Construya una organización basada en los datos.
 

Financiación a través de redes sociales:

La aprobación de créditos o asignación de cupos de acuerdo con el comportamiento de los usuarios en redes sociales son un producto original de las Fintech que ahora algunos bancos tradicionales ya están adoptando.
 
De acuerdo con Gustavo Gutman, gerente para Colombia de la compañía SAS, hay correlaciones entre el comportamiento de las personas en redes y sus hábitos de pago. Por ejemplo, una persona que comparte cierto número de veces la música que escucha es propensa a demorarse más en sus pagos; quien no pone su foto de perfil tiene nueve veces más probabilidades de no pagar; tener dos o más perfiles en una misma red aumenta las posibilidades de no pago en 21 veces; y no compartir su ubicación o no decir que ha estado en un lugar sube las probabilidades de no pagar a 43 veces.
 
Son patrones de comportamiento que permiten asignar nuevos puntajes (score) de pago y con base en ellos asignar créditos o productos financieros. Eso ya lo están haciendo varios bancos y entidades en el país.
 

 

El futuro de los dispositivos móviles y la omni-canalidad:

Un estudio de la Asociación de la Industria Móvil de Colombia (Asomóvil) reveló que el 65% de los consumidores prefieren utilizar aplicaciones de mensajería al contactar a un negocio. Así mismo, el 50% prefieren comprar usando apps móviles.
Los dispositivos móviles representan el futuro en las tendencias de consumo e innovación de servicios. Actualmente, los consumidores necesitan poder interactuar con las marcas por diferentes canales móviles.
 
La omnicanalidad permite a los bancos operar con una estrategia centrada en el cliente, proporcionando experiencias consistentes en todos los canales y ofreciéndoles propuestas que es más probable que acepten. Estos nuevos formatos permiten una mejora en la experiencia de usuario, ofreciendo la posibilidad de abrir cuentas, realizar operaciones y transacciones, solicitar servicios y soporte, todo desde la comodidad de un dispositivo móvil y conexión a Internet.